Conectate con nosotros!

DEPORTES

El tiempo en Córdoba: sigue la ola de calor y hay alerta por altas temperaturas

Avatar

Publicado

el

El Servicio Meteorológico Nacional informó que continúan los días de intenso calor para Córdoba, con temperaturas que irán en aumento y se ubicarán con máximas cercanas a los 40 grados.

Canal especial del Clima en Córdoba

Pasadas las 17 de este miércoles, el SMN emitió un alerta amarillo por altas temperaturas para gran parte de la provincia de Córdoba. Advirtieron que pueden tener un efecto leve o moderado en la salud.

Asimismo, apuntaron que las altas temperaturas pueden ser peligrosas para los grupos de riesgo, como niños y niñas, personas mayores de 65 años, y aquellos con enfermedades crónicas.

Para este jueves se espera una jornada despejada, con una mínima de 22 grados y una máxima de 39 grados.

Pronóstico extendido

Este es el pronóstico extendido para el resto de la semana y el fin de semana:

Viernes: parcialmente nublado, mínima 24 grados, máxima 39 gradosSábado: parcialmente nublado, mínima 22 grados, máxima 39 gradosDomingo: parcialmente nublado, mínima 23 grados, máxima 38 grados.Lunes: parcialmente nublado, mínima 22 grados, máxima 36 grados.Martes: parcial a mayormente nublado, mínima 23 grados, máxima 39 grados.

Recomendaciones ante altas temperaturas

El SMn informó las recomendaciones indicadas por el Ministerio de Salud.

A continuación, algunas de ellas:

Aumentar el consumo de agua sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 10 y las 16 horas).Prestar atención a los bebés, niños y niñas y a las personas mayores.Evitar las bebidas con cafeína, con alcohol o muy azucaradas.Evitar comidas muy abundantes.Ingerir verduras y frutas.Reducir la actividad física.Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.

Ante sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se deberá actuar de la siguiente manera:

Solicitar de inmediato asistencia médica.Trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo.Intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

Reconfigurar la política sanitaria

Avatar

Publicado

el

por

El Gobierno provincial y los representantes de los trabajadores de la salud pública han logrado abrir un espacio para el diálogo y la negociación en medio del conflicto abierto hace unas semanas. No hay otra posibilidad de encontrar una solución a un vasto y complejo conjunto de demandas que exceden lo salarial, y que no son nuevas.

Por un lado, la Provincia ha conseguido que en Río Cuarto, donde se inició la protesta, los médicos de guardia aceptaran su oferta de recomposición salarial y que reingresen algunos de quienes renunciaron días atrás. Pero en distintos servicios del hospital San Antonio de Padua las asambleas continúan, porque los demás planteos aún no tienen una respuesta firme.

Por otro lado, como el Gobierno entendió que el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) no cuenta con el aval de la comisión interhospitalaria, a partir de aquí tendrá como interlocutores a los delegados de Salud Unida de Córdoba, el grupo que surgió de las asambleas en los hospitales.

La primera reunión entre las partes ya está agendada: será este jueves. Nadie debiera pretender que en una sola discusión se alcance una solución completa. Una buena señal sería que se establezca una agenda conjunta de trabajo, con objetivos de corto, mediano y largo plazo. Y en ese contexto, para desactivar las protestas, el Gobierno debe emitir algunos gestos concretos que, insistimos, excedan lo económico.

Cuando los médicos y otros profesionales de la Salud hablan con los medios, mencionan, por ejemplo, la precarización laboral y critican ciertas cuestiones de la política sanitaria, como la falta de personal y de infraestructura.

Aquí vale recordar que, en 2020, en plena pandemia, mientras los trabajadores de la Salud realizaban un gran esfuerzo y demostraban su importancia, hubo protestas por estos mismos motivos. En medio de la denominada “Marcha de los Médicos”, numerosas asociaciones profesionales dieron a conocer sus estadísticas: apenas un 10 por ciento de los médicos se encontraba en relación de dependencia; los demás eran monotributistas que necesitaban contar con más de un empleo para redondear algo parecido a un sueldo. Kinesiólogos, psicólogos, trabajadores sociales y otros profesionales estaban en similares condiciones.

En noviembre de 2020, hace dos años, el Ministerio de Salud de la Provincia acordó con la Federación de Entidades Profesionales Universitarias la conformación de una mesa de trabajo para analizar la situación específica de cada sector profesional. En tanto el conflicto actual repite como un eco las demandas de entonces, se puede deducir que aquella mesa no produjo ninguna modificación sustantiva.

Si seguimos el razonamiento, nos daremos cuenta de que si ahora se repite el cuadro y el nuevo diálogo no representa un punto de inflexión verdadero en las condiciones laborales de estos profesionales, más temprano que tarde las protestas volverán.

La experiencia de la pandemia debe ser capitalizada: lo vivido en tiempos extraordinarios sirve para replantearse cómo vivir los períodos ordinarios.

La política sanitaria provincial requiere una reconfiguración global, y los trabajadores de la salud deben participar en su rediseño.

Seguir leyendo

DEPORTES

Sobran los candidatos y faltan programas que superen la decadencia

Avatar

Publicado

el

por

Resulta inexcusable omitir una opinión fundada en realidades comprobables sobre los acontecimientos “democráticos” vividos después de la dictadura militar de 1976-1983. Porque a partir de entonces fue instituido un modelo de gobernanza exclusivamente elitista. Grandes movilizaciones detrás de las máximas figuras partidarias que fijan ideológicamente el manejo de los partidos o coaliciones, imponiendo ideas y proyectos una vez asumidos sus cargos.

Hemos convivido con este modelo democrático durante casi 40 años, durante los cuales se intentaron distintas variantes, algunas más progresistas y otras de tinte liberal, con resultados que conformaron los eslabones de un proceso de decadencia que hoy nos lleva hacia un futuro tan oscuro como impredecible.

Ninguno de estos partidos o coaliciones intentó unir a los argentinos detrás de propuestas consensuadas sobre el país y la sociedad, ni jamás se buscó instituir con los distintos sectores un modelo y una planificación que conformara un proyecto nacional.

Muy por el contrario, el modelo actual –de gestión gubernamental elitista y autocrático– fue conformado con las dos variantes ideológicas que predominan, sin que existan diferencias sustanciales entre los dirigentes, las instituciones y las administraciones, sean oficialistas u opositoras.

Como resultado de ello, convivimos con un modelo democrático de clara ingobernabilidad, porque a partir de la alternancia en el poder, lo que hoy decide un gobernante mañana lo rechaza quien lo suplanta, imponiendo sus propias políticas, que ideológicamente se suponen opuestas. Y así de forma alternada.

De esta manera, siempre optamos por proyectos parciales y abastecidos por dogmas de origen progresista o liberal, que se repiten en todo el continente con la aviesa intención de dividir y enfrentar a los pueblos, sin tener en cuenta sus historias, idiosincrasias y principios esenciales.

Y así, año tras año nos timonearon como a un barco perdido en el mar de la decadencia, bajo el designio de dirigentes e instituciones que, ganados por la codicia, la desidia y la corrupción, malograron la dignidad de grandes fuerzas laborales y el emprendedorismo de iniciativas exitosas y, lo que es peor, nos signaron a no ser un país productivo e industrial conducido por una sociedad integralmente realizada.

Desgraciadamente, esa es la conclusión que hoy corroe las conciencias.

Candidatos, sí; propuestas, no

Como clara disonancia entre la preocupación y el obrar de la dirigencia en general con los reclamos de la sociedad argentina, aparecen la desazón, el descreimiento y la fatídica presunción en millones de argentinos que prevén nuevas frustraciones, ya que se comprueba cómo estas elites están enfrascadas en pelear candidaturas, mientras la Argentina vive la orfandad de un proyecto nacional y de programas que superen la crisis integral que padecemos.

Y esto se produce porque, enfermos de poder, buscan poseer el dominio absoluto constitucional y “democrático”, en especial aquellos que crearon la grieta y fracasaron porque ningún gobierno por sí solo –en las actuales circunstancias– está en condiciones de solucionar esta crisis integral.

Además, a pesar de la pertinaz pelea que sostienen –supuestamente ideológica–, siguen manipulando la relación con el pueblo como si este fuera un rebaño de ovejas conducido a partir de un conjunto de “pastores” que lo empujan de un lado y del otro para llevarlo al lugar que sólo interesa a los gobernantes: el cuarto oscuro, para depositar su voto.

Por lo tanto, a un año de las próximas elecciones, han instalado el escenario de la puja electoral a pesar de la tremenda desazón, la desesperanza y la miseria que golpea a millones de argentinos, sin que se conmuevan sus conciencias y cercenen sus ambiciones desmedidas, buscando un hálito de responsabilidad y compromiso social.

Resulta inconcebible tanta inmoralidad y desvergüenza al asegurar que ellos, con los “mejores equipos”, no necesitan otra cosa más que la predisposición del pueblo de ir a votar, eludiendo la verdad de que los fracasos no tienen un solo dueño.

La toma de decisiones y sus implementaciones son sólo privilegios de los tres poderes del Estado. La sociedad es considerada apenas una simple convidada de piedra –tan poco, pero muy importante– porque con su voto legaliza las políticas públicas de este enfermizo modelo democrático.

De esta dirigencia, poco y casi nada podemos esperar; ni siquiera la mínima sinceridad y el reconocimiento de sus desaciertos. Sólo debemos cifrar las esperanzas en nuevas generaciones que impongan con la fuerza de sus convicciones la ineludible necesidad de constituir los ámbitos para el diálogo y las coincidencias esenciales, con la innegable participación del pueblo organizado, acordando los ejes estratégicos del proyecto nacional que integre a todos los argentinos.

* Exministro de Obras Públicas de Córdoba (1973-1974)

Seguir leyendo
CAPILLA DEL MONTE CLIMA
A %d blogueros les gusta esto: