Connect with us

NACIONALES

La explosión de colores en el mobiliario urbano en la ciudad de Córdoba, en debate

LIVE FM - Fuente:

Published

on

En los últimos meses se evidencia una explosión de colores en el mobiliario urbano de Córdoba capital, con predominio del celeste, aunque también con matices de rojos, de naranjas y de amarillos intensos que la administración de Martín Llaryora pintó a través de los servidores urbanos. Algunos arquitectos y urbanistas de la ciudad abrieron debate sobre el tema: hasta dónde se puede jugar con esta amplia paleta de tonos.

Luis Barragán, el arquitecto mexicano que fue un referente internacional de la arquitectura moderna en cuanto a los colores, solía repetir que eran un complemento de cada obra. “Uso el color, pero cuando diseño no pienso en él”, fue una de sus frases.

Cuando La Voz le preguntó al intendente Martín Llaryora sobre el uso de colores en el mobiliario urbano y acerca de las de intervenciones en murales explicó por qué para él no es una cuestión sin importancia.

“Una ciudad es una sala de arte urbano, maravillosa e increíble”, dijo el intendente.

“Sobre los murales, no puede haber un juicio ético de valor. Tengo una decisión tomada, que es una visión para dónde queremos que vaya la ciudad. Estamos convencidos de que tiene que ser vivible, compatible con al ambiente, la tecnología, y que tiene que respirar arte. Verán miles de metros de murales y de expresión en la ciudad. Y respecto de los cordones rojos, no me digan a mí. Es una norma, y nunca se había cumplido”, dijo.

Primeras pinturas

Cuando aparecieron los primeros bancos en celeste, ya algunos arquitectos se habían agarrado la cabeza. Y cuando se completó un mural en el CPC Pueyrredón, ya otros pusieron el grito en cielo, entendiendo que se veía afectada una estructura reconocida por sus formas y que quedaba desdibujaba con los nuevos colores. Lo mismo sucedió con el puente sobre avenida Monseñor Pablo Cabrera, que conecta con este CPC, en el que también trabajó un artista reconocido.

Servidores y artistas

Fueron los servidores urbanos quienes avanzaron en las pinturas de bancos, rejas de puentes, cordones y sendas de plazas. 

Algunos incluso pintaron sobre hierro corroído, baches o veredas rotas con malezas. La orden era cambiar la cara a la ciudad lo antes posible con intervenciones. Cada una de estas cuadrillas recibe aún hoy la orden y el criterio de la repartición que se trate, ya sea Espacios Verdes, Tránsito, Tamse, entre otras.

Mientras que los artistas urbanos fueron convocados para murales en grandes superficies de la ciudad, y algunos con pedidos expresos de llegar a los CPC.

“Cuando largué con los murales, los veía, los elegía, pero después dije que no soy quién para elegir un mural. Quiero una ciudad que tenga arte y bancar a esos artistas, que interpreten y hagan lo que ellos sientan. En algún momento será más reivindicado porque hay un auge en el mundo del arte urbano, es una sala”, expresó Llaryora, quien confió que en un comienzo se hizo una convocatoria, pero ahora los mismos artistas son los que llegan para proponer sus obras.

“El mural es una obra artística y no entra en consideración de un arquitecto. Tenemos un árbol de navidad reciclado en la Municipalidad que es una obra de artistas que tiene un concepto distinto. Es una interpretación que vamos a acompañar. ¿Qué íbamos a esperar para estas cosas?”, se preguntó.

A favor y en contra

Sin embargo, el tema de los colores y las intervenciones llegaron a convertirse en debate en las clases virtuales de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (Faud), de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), y en las charlas de arquitectos y urbanistas. También los vecinos advirtieron este cambio, y algunos participaron en distintas reuniones para pintar las plazas de su barrio.

“Lo que siempre hablamos entre los colegas es que se está haciendo con muy poco criterio”, contó un arquitecto que pidió la reserva de su nombre.

Pero en la mirada de los vecinos que eligen los colores hay otra apreciación. 

 

“Nosotros siempre pintamos las siete plazas del barrio, vendemos empandadas y con esos fondos compramos para pintar. Siempre le pongo colores alegres, por ejemplo, lila, naranja, amarillo y rojo, pero la Municipalidad ahora pinta todo amarillo y verde”, contó Aldo Ortega, presidente del centro vecinal de Villa El Libertador.

“Nos pasó que pintamos la plaza Aperboch, la recuperamos, y a la semana vinieron de la Municipalidad y la pintaron amarillo y verde”, agregó el vecinalista.

En barrio General Paz, por ejemplo, vecinos, integrantes del centro vecinal y servidores pintaron rosadas las rejas del puente de la 24 de Septiembre, y trabajaron en cordones y en bancos de las plazas.

La Voz consultó a arquitectos y a especialistas en patrimonio para conocer cómo en las grandes urbes se maneja la paleta de colores en el mobiliario.

La importancia del color

María Marta Mariconde, arquitecta, docente, investigadora y miembro del Instituto del Color, que depende de la Faud, explicó que Córdoba capital no tiene por normativa regulado el uso de una paleta de colores, pero que hay criterios para tener en cuenta sobre cuestiones urbanas, arquitectónica y de seguridad.

“No hay una carta cromática en la ciudad, pero sí se pueden hacer recomendaciones respecto del color en relación con sus aportes en la construcción y la definición de una imagen urbana. En las ciudades y los pueblos, el uso del color desde los municipios va cambiando con cada gestión, aunque hay cuestiones que tienen que ver con la señalética, con normas de seguridad, que es otro tema”, explicó.

Mariconde enumeró que a partir de 1996 desde el Instituto del Color se asesoró y trabajó en el diseño de imagen y de color urbano en diferentes administraciones municipales, como con propuestas cromáticas para la calle Belgrano, el Mercado Norte, barrio San Vicente, el pasaje Aguaducho (Alberdi), el diseño del color de las escuelas municipales y sobre las luminarias de la Cañada, entre otras intervenciones; y confesó que las acciones de la actual gestión comenzaron a ser debatidas en las aulas virtuales junto con los estudiantes de Arquitectura.

Lo que entró en debate fue el llamado “urbanismo táctico”, con colores e intervenciones de bajo costo, pero de alto impacto para la ciudad, además de preguntas sobre: ¿cuánto durarán las pinturas? ¿Las bases que se usan y los materiales serán duraderos en el tiempo?

Sobre esta cuestión, Mariconde insistió en trabajar sobre la identidad de cada barrio-ciudad o barrios con las impresiones de color preexistentes, del lugar, de la historia y del territorio, pero que tengan el sentir de los vecinos.

“No se trata de pensar acciones puntuales y aisladas. Hay muy buenas acciones, pero aisladas. Todo tiene que partir de una idea de ciudad y el color aparece cualificando. En el caso del mobiliario, siempre que se propone mobiliario urbano público hay que tener en cuenta la materialidad, el bajo mantenimiento, el color en función de la superficie aplicada y de su pertinencia en la selección de cromas, además de los valores funcionales, morfológicos y ergonómicos”, precisó.  

Desde el Colegio de Arquitectos, seccional Córdoba, algunos integrantes observaron lo que había surgido y por distintas vías se generaron diálogos con el municipio por este tema. Lo que también derivó en una reunión en la que participó el intendente Martín Llaryora con decanos de las facultades de Arquitectura de la UNC, de la Blas Pascal y de la Universidad Católica de Córdoba para hablar de un acuerdo, aunque ya de planificación de varios temas, no sólo del color urbano.

Patrimonios de la ciudad

Juan Manuel Bergallo, profesor titular de Historia de la Arquitectura Latinoamericana en la UNC, y miembro de la Junta Provincial de Historia de Córdoba y del Consejo Asesor de Patrimonio, expresó su preocupación por las intervenciones y por el trabajo sobre edificios públicos. Los colores no lo asustan, sino los criterios y las acciones sobre algunas superficies.

“Los gobernantes muchas veces quieren mostrarse activos, en un momento en el que tienen las arcas en problemas, con trabajadores municipales de paro y otros múltiples problemas. E intentan mostrar, pero el problema es lo que hacen con intervenciones torpemente ejecutadas en los espacios públicos, sin un llamado a concurso”, dijo el arquitecto. 

“Todo esto se hizo hasta ahora para mostrar una municipalidad activa, pero algunas cosas torpemente. A la plaza Colón le pintaron las farolas de otro color, se podaron árboles, llenaron de plantas, cuando es una patrimonio de la ciudad, con obras de la exposición del Pabellón Argentino de París (1889)”, explicó.

Bergallo también contó que el tema se debatió entre algunos arquitectos. “Los espacios públicos pertenecen a la comunidad y toda intervención tiene que ser asesorada por especialistas, con la participación ciudadana”, insistió.

Una de sus principales preocupaciones son los murales en edificios públicos, ya que los consideró “descontextualizados”. Estas pinturas sobre las construcciones que el arquitecto Miguel Ángel Roca ideó sobre hormigón visto para los Centros de Participación Comunal (CPC) fue lo que más molestó a los urbanistas. 

Pedidos al municipio

Elvira Fernández, exdecana de Arquitectura de la UNC y exdirectora del Instituto de Planificación Municipal (Iplam), contó que decidió enviar una carta al municipio sobre el tema. 

“Hay ejemplos de calidad en el mundo. San Pablo, con sus medianeras con murales gigantes; Miami, que instaló zonas de intervención, el art district; y en general, muchas incursionan con el objetivo de mejorar el espacio público… Estos estudios demuestran que los comportamientos de los habitantes se modifican, se mejora la vida social al tener entornos más cuidados y amigables”, explicó.

Por lo que insistió: “En relación con lo que se está ejecutando, es necesario recordar que para que estas experiencias obtengan buen resultado deben usarse para mejorar lo deteriorado, y no para decorar lo que está bien. Y no debería emplearse en edificios, como lo realizado en los CPC”, recalcó.

Respuesta del municipio

Desde la Municipalidad de Córdoba, dijeron que este debate llegó a la mesa del intendente y que desde la Secretaría de Desarrollo Urbana se trazaron nuevos convenios con facultades y con colegios para atender la proyección de estas cuestiones. En la práctica, quien ejecuta este trabajo es Raúl La Cava, responsable de la Secretaría de Políticas Sociales, y tiene bajo su mando la tarea que realizan los servidores urbanos.

La Cava aseguró que cada una de las pintadas y de las acciones fueron realizadas por estas cuadrillas, aunque siempre con la indicación del área para la que se trabaja, se trate de Espacios Verdes o de Tránsito, por ejemplo, en la pintura de los cordones rojos.

“Recibimos una ciudad abandonada. Cuando empezamos a pintar la Costanera, las rejas, la gente se adueñó de estos lugares, tomaron valor. Y cada acción de los servidores urbanos está apoyada en las áreas centrales, que dan la orden de cómo se pinta”, explicó.

“Siempre con este celeste, que es un color que se traía de la Provincia y que se sugirió de otras áreas; y con el trabajo de los cuadrillas, que tienen sus chalecos que los identifican porque son servidores. También ellos tienen un lugar ahora”, explicó. 

Aunque adelantó que, desde que su secretaría alcanza también la coordinación de los CPC, se trabaja con los técnicos de estas reparticiones y la participación del vecino.

“Tenemos proyectadas prontamente otras plazas con el trabajo de todos estos equipos. Seguramente, todo se puede mejorar, pero cuando llegamos no había bancos, accesibilidad, rampas ni juegos para los chicos ni para discapacitados. Esto es lo importante, y desde ya que lo estamos perfeccionando”, aseguró.

Los murales que llamaron la atención

El gigantesco mural que ocupa el puente peatonal que conecta al CPC Monseñor Pablo Cabrera impacta desde lejos. Es una obra del artista Diego Arrascaeta y forma parte del programa municipal Arte de Nuestra Gente. Fue seleccionado para participar en un concurso nacional. En la otra punta de la ciudad, en los muros del CPC Pueyrredón hay una pintura colorida en la que trabajó Hernán Cappeletti. Es una obra sobre las paredes del edificio municipal en el que se ve una niña y representa el ingreso desde la periferia. Su inspiración surgió de los íconos y los procesos históricos de la ciudad, como la Mona Jiménez y la Reforma del ’18.

Ambos trabajos fueron planificaciones desde Cultura municipal bajo un programa y con la participación de artistas urbanos, quienes pintaron en construcciones públicas, como en muros o en obras abandonadas.

Federico Racca, responsable de Cultura municipal, salió en defensa de los artistas y explicó por qué se usaron estos edificios. 

El cuestionamiento de los urbanistas no se basa en la calidad de los artistas y en sus obras, sino en apuntar al uso de los edificios públicos.

Sobre esto, Racca aclaró que ninguno de los murales se hizo sobre construcciones que forman parte del patrimonio de la ciudad, por lo que no hubo una cuestión violatoria a las normas.

“La primera cuestión es que son obras sobre edificios no patrimoniales, y lo segundo es que se está buscando trabajar sobre el arte de nuestra gente. Es un proyecto sobre el arte urbano y se concursó sobre 50 murales”, dijo Racca. La obra de Arrascaeta concursará entre los mejores de la Argentina”, insistió. 

También expresó que puede haber diferencias de gustos o de criterios, pero no se afectó el patrimonio.

“Acá no sólo son murales con obras de maestros, sino que se mejora el entorno, las luminarias, los cordones y las plazas. El mural es el disparador”, resaltó.

Sobre esto, el arquitecto Juan Manuel Bergallo dijo que se no puede usar sólo de soporte al CPC.

“Están hechos sobre hormigón visto, que es un material eterno, que no requiere mantenimiento. Y se le hacen estas pinturas que se erosionan con el tiempo y son efímeras, como el gran mural que se había hecho en la Terminal de Ómnibus y después se tuvo que repintar. Además, son un motivo de distracción visual, al margen de la buena calidad del pintor”, dijo.

En esa línea se expresó la arquitecta Elvira Fernández: “Son muy buenos trabajos artísticos, pero no se pueden tomar estos edificios como soporte, como telas. Se podría pensar en muros desgastados, pero no en edificios de hormigón con la durabilidad del material”.

Para el intendente, sin embargo, “un mural es una obra artística y no entra en consideración de un arquitecto”.

En los puentes. Los servidores y vecinos pintaron las rejas del puente 24 de Septiembre. (Foto centro vecinal General Paz)
Cordones. Con la llegada de la gestión de Llaryora se pintaron los cordones en rojo para prohibido estacionar y detenerse. (José Hernández)
puente2_1606510089.jpg
Monseñor Pablo Cabrera. El artista Diego Arrascaeta realizó una obra sobre el puente que conecta al CPC. (José Hernández)
Servidores urbanos. Son las cuadrillas que trabajan en los arreglos y las pinturas en la ciudad. (José Hernández)
Cordones. Con la llegada de la gestión de Llaryora, se pintaron los cordones en rojo para indicar dónde está prohibido estacionar y detenerse. (José Hernández)
Monseñor Pablo Cabrera. El artista Diego Arrascaeta realizó una obra sobre el puente que conecta al CPC. (José Hernández)
En los puentes. Los servidores y vecinos pintaron las rejas del puente 24 de Septiembre. (Foto centro vecinal General Paz)
puente2_1606510089.jpg

NACIONALES

UEPC apoya la vuelta a clases, pero quiere garantías de que se cumplirán las medidas sanitarias

LIVE FM - Fuente:

Published

on

El gobernador Juan Schiaretti confirmó que Córdoba volverá a clases presenciales el 1° de marzo. Los alumnos que en 2020 cursaron el último año de la primera y secundaria regresarán el 19 de febrero.

En una conferencia de prensa, detalló que habrá una modalidad dual: una mitad del aula cursará presencial y la otra a distancia.

Estos detalles se dieron a conocer en el marco del anuncio de la llegada de notebook para estudiantes de sectores vulnerables. La Provincia compró 50 mil computadoras y anunció la adquisición de 50 mil más.

Desde la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc) apoyan la decisión nacional y provincial de volver a la presencialidad, pero pidieron garantías para que se cumplan las medidas sanitarias en las escuelas.

“Valoramos la decisión de volver a clases dentro de esta nueva normalidad. La escuela es un ordenador social para las familiar. La pandemia mostró la desigualdad que hay entre los alumnos. La presencialidad permite reducir esa diferencias”, indicó Zulema Miretti, secretaria adjunta de la Uepc.

La gremialista explicó que las desigualdades no solo son tecnológicas, sino también de apoyo de los padres en el ciclo pedagógico. “No todos los padres pueden estar presentes para ayudar a sus hijos e incluso hay alumnos de la escuela media que el año pasado tuvieron que salir a trabajar por la crisis económica”, detalló. 

Pero luego advirtió: “Va a ser un día a día. Y hay que esperar cómo evoluciona la pandemia hasta el 1° de marzo. Hoy hay más dudas que certezas”.

Miretti detalló que avanza en una modalidad dual se requiere garantizar no solo las medidas de higiene para reducir los contagios dentro de la escuela, sino también sumar más recursos no solo tecnológicos, sino humanos.

“El Estado va a tener que poner muchos recursos, no solo en insumos, sino también humanos. En 2020 no todas las vacantes fueron cubiertas. Hay dudas sobre si los docentes que den clases virtuales y presenciales van a ser los mismos, por ejemplo”, explicó

Desde la Provincia explicaron que cada escuela organizará el desarrollo de las clases según su realidad. Miretti cree que eso puede llevar a que se marquen diferencias entre las instituciones, si el estado no apoyo a las escuelas de los sectores más vulnerables.

Vacunación

Sobre la vacuna, la dirigente gremial se mostró muy cauta sobre si los docentes podrán inmunizarse a tiempo. “No sé si las vacunas van a estar para cuando el 19 de febrero los alumnos de sexto grado y sexto año reinicien las clases” 

Y agregó: “Creemos que la vacunación sería lo adecuado, pero no excluyente. Apostamos a que estén las condiciones para garantizar las medidas de prevención de contagios”.

GREMIO. Desde el gremio se mostraron cautos ante la posibilidad de que los docentes puedan vacunarse antes del inicio de clases. (La Voz/Archivo)

Continue Reading

NACIONALES

Transportistas de carga realizan cortes en Córdoba y a nivel nacional

LIVE FM - Fuente:

Published

on

Empresarios del transporte de cargas nucleados en organizaciones regionales mantienen cortada parcialmente este lunes la autopista Buenos Aires-Rosario, a la altura del kilómetro 122, y las rutas 18, A-012 y 19, en el sur de la provincia de Santa Fe, para reclamar aumentos tarifarios por la suba de costos.

En Córdoba los cortes se realizan en Sinsacate, Río Primero, Villa Santa Rosa, entre otros lugares, señalaron los transportistas.

También lo hacen en el acceso al Túnel Subfluvial, que une las ciudades de Santa Fe y Paraná, en Entre Ríos.

La medida, que se inició el domingo por tiempo indeterminado, “deja pasar a los autos pero retiene a los camiones”, informaron fuentes de las agrupaciones de transportistas.

Los transportistas, que no reportan a las cámaras nacional Catac y Fetra, se manifiestan en reclamo de aumentos tarifarios tanto en los transportes de granos, como de hacienda y de cargas generales, a raíz de los aumentos de costos, entre los que se hallan el incremento del precio del combustible en los últimos 30 días.

El lockout empresario, implementado con cortes en las principales rutas del sur y el centro de la provincia de Santa Fe, generó un embotellamiento de varios kilómetros de camiones, que no pueden circular para ingresar a las terminales portuarias del Gran Rosario, entre las localidades santafesinas de Timbúes, al norte de Rosario, y la de Villa Constitución, en el extremo sur provincial, a la vera del río Paraná.

El dirigente de los transportistas Daniel Montero declaró al portal del Diario Uno de Santa Fe que “se resolvió ampliar las medidas y los cortes de ruta, que son sólo para el transporte de carga que intente pasar por el Túnel Subfluvial”.

En este sentido, advirtió que “no es interrumpido el tránsito liviano, como tampoco el transporte de insumos perecederos, ambulancias o vehículos que lleven insumos de salud o médicos”.

Por su parte, otro dirigente transportista, Santiago Carlucci precisó al portal Rosario3 que “los retenes y manifestaciones afectan únicamente al transporte de carga”.

Los piquetes levantados en las rutas santafesinas son controlados a la distancia por efectivos de Gendarmería Nacional, “con quienes no hemos tenido inconvenientes”, aseguró Montero.

Bloqueo. Empresarios del transporte de cargas reclaman por los aumentos tarifarios a causa de la suba de costos. (Infobae)
Bloqueo. Empresarios del transporte de cargas reclaman por los aumentos tarifarios a causa de la suba de costos. (Infobae)
Bloqueo. Empresarios del transporte de cargas reclaman por los aumentos tarifarios a causa de la suba de costos. (Infobae)

Continue Reading
CAPILLA DEL MONTE CLIMA



Enviar mensaje
Contactanos!
Hola! Gracias por visitar nuestra web! Desde acá podes comunicarte directamente con nosotros
%d bloggers like this: