Conectate con nosotros!

INTERNACIONALES

“Ejército de observadores”: la táctica de Trump suma tensión a la elección

LIVE FM

Publicado

el

El presidente de Estados Unidos y candidato a la reelección, Donald Trump, primero denunció preventivamente un fraude electoral, luego prometió enviar “sheriffs y fuerzas de seguridad” a los centros de votación y, ahora, su campaña recluta y entrena a 50 mil voluntarios para formar un “ejército de observadores” que “pelee” junto con el mandatario en los comicios del 3 de noviembre.

La retórica belicista, las versiones de que algunos de los observadores voluntarios son miembros retirados de las fuerzas de seguridad y los recientes ejemplos de seguidores del mandatario que respondieron –muchos armados– a su llamado a “imponer ley y orden” frente a las protestas y provocaron muertes y heridos están alimentando el temor a una jornada electoral marcada por la tensión y por el miedo.

De los 50 estados, sólo seis –y la capital– prohíben explícitamente llevar armas a un centro de votación, mientras que otros cuatro no permiten que las armas estén escondidas, sino que deben estar a la vista. El resto no pone restricciones a la tenencia, excepto que sean escuelas.

“Una de las mayores preocupaciones de la observación electoral es que lleve, intencionalmente o no, a intimidar a votantes”, advirtió Sean Morales-Doyle, el vicedirector de los programas electorales y derechos de los votantes del Centro por la Justicia Brennan.

“Un ‘ejército’ no suena a personas que están ahí sólo para observar. Un ‘ejército’ suena a que la gente está ahí para combatir en una guerra contra un enemigo”, agregó.

Según David Levine, experto de la Alianza para Asegurar la Democracia, una iniciativa bipartidista, el voto por correo, que puso en duda Trump y que disparó esta urgencia por decenas de miles de observadores, “es un proceso seguro”.

En una columna en The Hill, Amber McReynold, CEO del Instituto Nacional Vote en Casa, y Charles Stewart, director del Laboratorio de Datos y Ciencia Electoral de la universidad MIT, recordaron que, en los últimos 20 años, más de 250 millones de boletas fueron emitidas por correo, con sólo 143 condenas vinculadas a fraude.

Votos por correo

Sólo en 2016, cuando Trump ganó, alrededor de un cuarto de los votos fueron emitidos así.

“Se me complica encontrar ejemplos de cómo cometer un fraude masivo con el voto por correo. Nada es imposible, pero lo veo muy improbable”, explicó Levine, un exfuncionario y observador electoral.

Pese a que esta es la opinión generalizada de los especialistas en seguridad electoral, los demócratas también comenzaron a reclutar a miles de observadores, en lo que un profesor de Ciencia Política en la universidad Western Michigan, John Clark, calificó esta semana en la prensa como “una carrera armamentista”.

El temor a posibles agresiones o intimidación en los centros de votación el día de las elecciones ya impregna los espacios de poder estadounidenses.

Hace una semana, en un acto de campaña en uno de estos estados, Pensilvania, el candidato presidencial opositor, Joe Biden, lanzó una advertencia que no pasó inadvertida en un momento en que las encuestas proyectan una brecha cada vez más amplia a su favor: “La única manera de que perdamos esto es con las artimañas de ahora con respecto a los centros de votación.”

Apenas unos días después, en el Senado, en la segunda audiencia para la confirmación de la nominada de Trump para la Corte Suprema, la jueza conservadora Amy Coney Barrett, la senadora y exprecandidata presidencial demócrata Amy Klobuchar le preguntó a la magistrada si la intimidación electoral era ilegal.

Barrett se negó a contestar –“No puedo caracterizar hechos en una situación hipotética”– y Klobuchar le citó palabra por palabra el artículo del Código Penal federal que lo prohíbe de manera explícita.

Ya el mes pasado, luego que una manifestación pro-Trump bloqueó el ingreso a un centro de votación temprana en Virginia hasta que la Policía la obligó a moverse, el fiscal General de ese estado, Mark Herring, tuvo que recordar públicamente que la intimidación electoral está prohibida.

En paralelo, el director de la Coalición para Detener la Violencia Armada, Josh Horwitz, advirtió en ese momento sobre la creciente actividad política de milicias en Virginia y en otras partes del país.

Estados Unidos ha atravesado otras épocas marcadas por un clima similar de violencia política, incluso algunas mucho más sangrientas y turbulentas.

Sin embargo, este proceso electoral tiene una característica especial: por primera vez en casi 40 años, el Partido Republicano está autorizado a organizar a nivel nacional su propia operación de observación electoral para unos comicios presidenciales.

El interés no es nuevo, simplemente la Justicia se lo había prohibido.

En 1981, el Partido Republicano creó en el estado de Nueva Jersey la Fuerza de Tareas de Seguridad Electoral Nacional para movilizar a policías de franco, algunos con sus armas reglamentarias y todos con bandas distintivas en sus brazos, para evitar un supuesto fraude en centros de votación en comunidades de mayoría negra o latina.

Ese año, una corte federal falló que el Partido Republicano trató de intimidar a los votantes de esas minorías y le prohibió organizar operaciones de observación electoral por 37 años.

A lo largo de ese período, los republicanos fueron condenados varias veces por violar esa prohibición, especialmente en distritos con muchos votantes negros; sin embargo, la Justicia federal finalmente levantó ese veto en enero de 2018.

Protesta de mujeres. Miles de mujeres se manifestaron ayer en distintas ciudades de EE.UU. para protestar contra la nominación de la jueza ultraconservadora Amy Coney Barrett, abiertamente opuesta al aborto, para el Tribunal Supremo.

Favorito. El demócrata Joe Biden aventaja a Trump en todas las encuestas. (AP)
Retórica. Trump instaló la idea de que podría haber fraude en el voto por correo. (AP)
Favorito. El demócrata Joe Biden aventaja a Trump en todas las encuestas. (AP)

INTERNACIONALES

Lápices Inmortales: la campaña de la SIP por los crímenes contra periodistas

LIVE FM

Publicado

el

por

La Sociedad Interamericana de Prensa lanza su campaña Lápices Inmortales para crear conciencia sobre la impunidad que rodea a la mayoría de los crímenes contra periodistas; falta de justicia que incentiva más violencia, censura y autocensura.

A partir del lanzamiento oficial de la campaña el 21 de octubre, la SIP pide la colaboración de sus socios y periodistas – y no socios – para que publiquen en sus medios y redes sociales anuncios, banners y otros materiales que pueden ser descargados del media-kit en esta página:
www.lapicesinmortales.

El objetivo es invitar a los usuarios a sumarse a la causa, registrando su nombre y email en esa web, lo que servirá para exhortar a los gobiernos a que actúen con medidas en contra de la impunidad y a favor de la seguridad de los periodistas.

Lápices Inmortales, bajo el lema “Las voces pueden ser silenciadas, pero la libertad es a prueba de balas”, campaña creada por la firma Zubi Advertising de Miami, está basada en tres casos emblemáticos que la SIP abraza como símbolos de lucha: Irma Flaquer, Guatemala, desaparecida en 1980; Carlos Lajud Catalán, Colombia, asesinado en 1993 y Alfredo Jiménez Mota, México, desaparecido en 2005. Enlace

Estos periodistas están inmortalizados en estos lápices y, con ellos, más de 500 que fueron asesinados en las últimas dos décadas en las Américas. Los lápices contienen el ADN de Irma, Carlos y Alfredo, obtenido de artículos que donaron sus familias en un laboratorio en Miami, que luego se impregnó en el grafito de los lápices fabricados en San Salvador. 

La SIP, convencida de que este símbolo, fuerte y solemne, puede abrir conciencias y corazones, agradece la sensibilidad de los creativos y ejecutivos de Zubi, al renombrado periodista Jorge Ramos de Univisión y, de antemano, a todas las organizaciones de prensa, medios, periodistas e influencers que se unirán a esta campaña.

La SIP espera que la campaña empiece el 21 de octubre tras el lanzamiento oficial en su asamblea general, prosiga en los próximos meses del año, pero se intensifique especialmente el 2 de noviembre, Día Internacional para Poner Fin a los Crímenes contra Periodistas, con la publicación de los materiales, editoriales y columnas de opinión.

A quienes participen en la campaña, la SIP solicita que puedan enviar sus publicaciones a info@sipiapa.org, además de usar la etiqueta #lapicesinmortales, lo que permitirá cuantificar el valor de la campaña.

jus_1602967746.jpg

Seguir leyendo

INTERNACIONALES

Argentina denunció la detención de uno de sus observadores para las elecciones en Bolivia

LIVE FM

Publicado

el

por

El Gobierno nacional denunció que legisladores argentinos fueron “maltratados” y uno de ellos -el diputado Federico Fagioli- retenido ilegalmente al llegar anoche a La Paz, Bolivia, para cumplir tareas como veedores en las elecciones que se celebrarán mañana en ese país.

“Legisladores argentinos fueron maltratados al llegar a La Paz para cumplir con sus tareas de veedores de las elecciones del próximo domingo. Es directa responsabilidad del gobierno de facto de @JeanineAnez preservar la integridad de la delegación argentina”, afirmó el presidente Alberto Fernández esta madrugada en su cuenta de Twitter.

El mandatario compartió por la red social el relato del diputado nacional Leonardo Grosso, que integra la delegación argentina, quien contó en su cuenta de Twitter cómo se sucedieron los hechos al llegar anoche a la capital boliviana.

“Fuimos invitados por la Presidenta del Senado de Bolivia, Eva Copa, como veedores de acompañamiento electoral internacional para las elecciones del domingo. Al llegar, pasamos el Aeropuerto de Cochabamba sin ningún problema, pero cuando llegamos a La Paz nos detuvieron”, contó Grosso.

Asimismo relató que retuvieron “ilegalmente al diputado nacional Federico Fagioli: “Vinimos a velar por la realización de elecciones limpias y en marcos democráticos! Hacemos responsable de nuestra seguridad al gobierno de @JeanineAnez”; indicó Grosso en su publicación.

Por su parte, la Cancillería argentina sostuvo esta madrugada -en un comunicado- que el Gobierno argentino “exige que el gobierno de facto de Jeanine Añez se haga responsable por la detención ilegal” del diputado Fagioli que “viajó al Estado Plurinacional de Bolivia en carácter de veedor de las próximas elecciones”.

También pide que “se responsabilicen por la salud del funcionario de la embajada argentina, Lucas De María, que tuvo un ataque de asma en medio del conflicto”.

Además de Grosso y Fagoli, la delegación argentina que viajó a Bolivia para participar como veedores en los comicios de mañana está integrada por la diputada nacional Paula Penacca y el senador Guillermo Snopek.

Todos ellos “fueron invitados para participar como observadores de las elecciones por la presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, Eva Copa”, señaló la Cancillería en su comunicado.

Qué pasó

El diputado nacional Federico Fagioli dijo desde la capital boliviana que el Gobierno de facto de ese país “pudo haber intentado” secuestrarlo, pero que ello no se concretó “gracias a la presión internacional y al personal de la embajada argentina”, cuando llegó anoche a La Paz como miembro de una delegación de veedores de las elecciones generales de mañana.

“Ayer el gobierno de facto no me quiso dejar entrar a Bolivia a pesar de formar parte de una delegación argentina de legisladores invitada para presenciar las elecciones de mañana, y en un momento sospeché que me querían secuestrar, porque intentaron subirme a una camioneta no oficial en el aeropuerto de La Paz”, afirmó Fagioli en diálogo con radio Nacional.

El legislador relató: “Habíamos entrado perfectamente al país por Cochabamba, sin problemas, y luego tomamos una conexión aérea a La Paz, y allí se complicó todo conmigo, porque no querían que me quede, me querían expulsar y que firmara un papel donde me hacía responsable de haber cometido delitos de lesa humanidad, una locura”.

En esa línea, Fagioli -en diálogo desde la Embajada Argentina en La Paz- agregó que “básicamente ellos alegaban que yo había estado en noviembre pasado en Bolivia y que había cometido delitos de lesa humanidad, pero lo cierto es que vine con una comisión de paz que llegó para hacer entrevistas con la gente y organizaciones de derechos humanos para hacer un informe de la situación”.

En ese marco, el diputado nacional contó que “en un momento nos llevaron hacia afuera del aeropuerto con la intención de meternos en una camioneta roja no oficial, junto con un funcionario de nuestra embajada, Luca De María, que nunca me abandonó y que sufrió agresiones, y allí pensé que me querían secuestrar, porque trajeron mucha fuerza policial que amenazaba y atropellaba constantemente”.

Finalmente, Fagioli relató que “gracias a los esfuerzos de nuestros diplomáticos y de la presión internacional, me dejaron entrar al país, sin firmar ese papel lamentable, y fuimos a la Embajada Argentina, donde estamos ahora”.

Fagioli adelantó que en el curso de la mañana los miembros de la delegación argentina tendrán “una reunión para evaluar todo lo sucedido, incluso en contacto con nuestra Cancillería, y ver cómo seguimos aquí nuestra tarea, si nos quedamos o nos vamos”.

(Cancillería/Archivo).

Seguir leyendo
CAPILLA DEL MONTE CLIMA



Enviar mensaje
Contactanos!
Hola! Gracias por visitar nuestra web! Desde acá podes comunicarte directamente con nosotros
A %d blogueros les gusta esto: