Irina Morán: Falta priorizar el cuidado amoroso y respetuoso del embarazo y del parto

En la Semana Mundial por un Parto Respetado, desde la colectiva Mujeres por un Parto Respetado Córdoba recordaron que el objetivo es visibilizar que gestar, parir y nacer son experiencias saludables que deben ser vividas y abordadas desde la salud, y no desde la enfermedad. 

“El lema de este año es ‘Mis decisiones deben ser respetadas’, y la verdad es que nos interpela porque consideramos que vuelve a poner sobre nosotras y nosotres toda la responsabilidad de parir en condiciones dignas”, apuntan desde la colectiva. 

Y refuerzan: “Para que nuestras decisiones sean respetadas, es necesario tener en cuenta si hay o no voluntad del otro lado para respetarlas. Y por lo que estamos viendo, en la mayoría de los centros hospitalarios no la hay”. 

“Desde nuestro sistema de salud y desde la formación de lxs profesionalxs debe poder generarse también un cambio de paradigma que entienda la atención y el cuidado de estos procesos desde el respeto por lo fisiológico y lo emocional, como vienen realizando parterxs y obstétricxs a lo largo del país y de América Latina”, apuntan en un comunicado de la agrupación cordobesa. 

Embarazo y parto en cuarentena

Irina Morán, periodista de la UNC e integrante de Mujeres por un Parto Respetado, asegura que la pandemia del Covid-19 “ha puesto al desnudo mayores desigualdades de nuestra sociedad, y en el caso de la salud pública, vuelve a evidenciar una falta de inversión y prioridad hacia los cuidados amorosos y respetuosos en los procesos de embarazos, parto y nacimiento de las vidas humanas”. 

“En un momento donde solo se habla de enfermedades miedos y muertes, aun no se prioriza una atención integral en el sistema de salud, relacionadas al paradigma del parto respetado en nuestro país. Son contados las maternidades que atienden bajo esta concepción a las personas gestantes”, repasa Morán. 

Y agrega que incluso en muchos dispensarios, ante el temor generado por el coronavirus, “se dejó de atender o hacer los seguimientos a las embarazadas”. “Recién en mayo todo comenzó a reanudarse lentamente”, asegura. 

La importancia de parir acompañadas

Asimismo, remarcó la cantidad de consultas que han recibido y de testimonios que han escuchado desde el inicio de la cuarentena de embarazadas a las que no se les permitió parir acompañadas, pese a que es uno de los derechos de las parturientas y también está incluido en las recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud de la Nación. 

“De allí en más, todas las intervenciones innecesarias, los procesos de aceleramiento en el parto, la práctica de episiotomía de rutina, las cesáreas innecesarias, el no respeto de la posición más cómoda para parir, entre otros,  siguen sucediendo,  y ahora  con el contexto de pandemia se suman los picos de estrés y los riesgos de infección o contagio que pudieran sufrir las personas gestantes”, advirtió Morán. 

Para finalizar, recordó la necesidad de abrir “casas de partos”, y dejar de ubicar a los partos saludables y nacimientos en lugares patológicos como clínicas y hospitales. “Hay que acompañar, contemplar, cuidar, contener y brindar confianza”, destacó. 

“Aun no se prioriza una atención integral en el sistema de salud”, dice Irina Morán (Archivo/La Voz).
Enviar mensaje
Contactanos!
Hola! Gracias por visitar nuestra web! Desde acá podes comunicarte directamente con nosotros
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: